Condiciones

    Estas condiciones aplican a todos los Groupones, a menos que en la publicación se especifique lo contrario.
  • - No incluye propina.
  • - No válido para mayoristas.
  • - No acumulable con otras promociones.
  • - Prohibida la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.
  • - Se requiere llevar el Groupon impreso.
  • - Reservas sujetas a disponibilidad.
  • - Cita agendada y no asistida se tomará como servicio efectuado.
  • - Menores de edad deben asistir acompañados por un adulto.
  • - Puedes regalar todos los Groupones que quieras.

$6.250 en vez de $12.500 por tabla + 2 copas de vino espumoso en La Tecla

$6.250
 
Referencia
$12.500
Beneficio
50%
Ahorras
$6.250
Este Groupon caducó el:
24 de Junio de 2012
11 Groupones entregados
$6.250 en vez de $12.500 por tabla + 2 copas de vino espumoso en La Tecla

Destacados

La tabla contempla queso mantecoso, huevitos de codorniz, fondos de alcachofa, aceitunas y jamón pierna. Local enfocado al público adulto joven, emplazado en una casona antigua de Ñuñoa.

Letra chica

Solo para consumo en el local. Se puede optar por cambiar el vino consultando en el local. Cancelaciones con, al menos, 24 horas de anticipación. Horario de atención: lun a jue de 19:00 a 00:00. Vie y sáb de 19:00 a 02:00. Un Groupon por pareja y por mesa.
El Groupon se puede utilizar desde el 24 de Junio de 2012 hasta el 24 de Agosto de 2012

Así como lo descubrieron los karatecas, un grupo de termitas o amigos disfrutando del trasnoche, las tablas pueden ser un buen elemento para compartir. Con este Groupon descubre nuevas maneras de reunir amistades. En La Tecla paga $6.250 en vez de $12.500 por una tabla y 2 copas de vino espumoso.


La Tecla es un pub y restaurant que hoy, como un partido de ping pong, invita a dos personas a reunirse alrededor de una mesa. Esto lo hará gracias a un menú para compartir, el cual se compone de una tabla con queso mantecoso, huevos de codorniz, fondos de alcachofa, aceitunas y jamón pierna, acompañado de una copa de vino espumoso de 180 cl para cada uno.


¿Buscas una referencia?

Si estos comentarios te tentaron, es porque probablemente le dimos en la tecla:

Por lejos, lo mejor de este local es el ambiente, tiene diferentes temáticas en las habitaciones, cabe destacar que al ser una casona antigua ayuda al lenguaje que se quiere comunicar. Por otro lado la comida es buena, son pastas en su mayoría. – Gonzalo, Degusta.cl, mayo 2011
Es un bonito lugar con un jardín interior. Las bebidas, la cerveza, el vino y las tablas de quesos y especie, son geniales, además de la gente alternativa que se reúne aquí. – Leonardo, Maps.google.cl, mayo 2011

Guía Groupon para: los huevitos de chocolate

El huevo es, qué duda cabe, un alimento completo: representa una gran fuente de proteínas, de múltiples recetas, y cuando se cuestiona su relación con la gallina, de una que otra pelea de bar. Ahórrese problemas y siga estos consejos para hallar el éxito en la búsqueda de este año y de todos los que vienen.

No pierda tiempo buscando entre los cojines del sillón, las almohadas de la cama o detrás del velador, a menos que lo que esté buscando sean controles remotos de chocolate.

Una vez encontrado, agitar el huevito con la mano cerca del oído puede darle un indicio del tipo de relleno, técnica muy útil si este fuera piña colada, aunque muy peligrosa si resultara ser nitroglicerina.

Demorarse demasiado en hallarlos es una mala señal si pensamos que quien los esconde es tan perezoso como para trabajar solo una vez al año y no tiene pulgares opuestos.

Para mejorar su experiencia de búsqueda y sus resultados recurra a preguntas simples como "Si yo fuera un chocolate, ¿dónde me escondería?", "Si yo fuera un conejo, ¿dónde escondería los huevitos?", "Si yo fuera un conejo tan asombroso que puede hacer huevos de chocolate y esconderlos, ¿me dedicaría a hacer huevos de chocolate y a esconderlos?", "Si llevo tres días completos buscando sin encontrar nada, ¿debería seguir buscando?", "Si vivo solo, no tengo amigos y no escondí huevitos de chocolate en mi casa, ¿debería seguir buscando después de tres días completos sin encontrar nada?", "Si llevo tres días completos buscando y no he encontrado nada, ¿debería llamar a mi jefe para saber cómo va todo en el trabajo?" o "Si llevo tres días completos buscando sin encontrar nada y llamo a mi jefe para saber cómo va todo en el trabajo, ¿debería partir preguntándole si aún tengo trabajo o si acaso él sí encontró huevitos de chocolate?".

Demuéstrame que existes.



La Tecla
Visitar página
Doctor Johow 320, Ñuñoa
(2) 274 3603
latecla@latecla.cl